89 – Heidy Ghersi en Cancún – Creer en lo que uno vende

TEMPORADA 13 – LA SERIE DEL AUTOEMPLEO – Episodio 89: Heidy Ghersi en Cancún, México; Creer en lo que uno vende. 18 de noviembre de 2020 Duración: 30min 02seg. Heidy llegó a Mexico con la intención de trabajar en turismo. Con el tiempo se fue moviendo a l

LOS TRABAJOS Y LOS DÍAS
LOS TRABAJOS Y LOS DÍAS
89 - Heidy Ghersi en Cancún - Creer en lo que uno vende
/

TEMPORADA 13 – LA SERIE DEL AUTOEMPLEO – Episodio 89: Heidy Ghersi en Cancún, México; Creer en lo que uno vende. 18 de noviembre de 2020 Duración: 30min 02seg. Heidy llegó a Mexico con la intención de trabajar en turismo. Con el tiempo se fué moviendo a la industria de alimentos y bebidas. Justo antes de la pandemia, tanto Heidy como su esposo perdieron sus empleos y dieron inicio a un negocio de torrefacción y expendio de café. En este episodio, Heidy nos explica en que consiste trabajar y vender café y la experiencia de iniciar un negocio en medio de la pandemia. Si quieres saber mas acerca del trabajo de Heidy, visita www.cafeajal.com.mx @cafeajal

///

Transcripción (por corregir)

 

Heidy Ghersi: Esa parte de saber tomar café y de esa parte de que somos un país 100 por ciento, Hoppe, el consumidor de café. Eso te dio una oportunidad de de fama, de familiarizarte con el producto y de entenderlo y de quererlo conocer más, porque indudablemente crecimos con siempre con el café al lado, no? Y era bonito saber el proceso completo de de cómo se extraía el el café y de conocer también los orígenes. Y fue muy interesante, porque los orígenes empiezan de Etiopía y de que Etiopía fue que va bajando a Latinoamérica y entra a Venezuela, a Colombia, a Cuba. El primero dentro del centro de Venezuela, Colombia y después fue subiendo hasta llegar a México. Llegó a Centroamérica y es así como se posiciona el café dentro de Latinoamérica. Y eso es una historia que tenemos que saberlo nosotros, que estamos vendiendo café, de cómo se va este va llegando, va introduciéndose el café en en el nuevo continente. Y después, bueno, si sabemos que el país, pues que consume más alto café y no produce en Estados Unidos, pero Venezuela es un país que consume y pues este no es el café mexicano, es un café bueno. René de verdad. Indudablemente que bueno que te empiezas a ver que como consumidor es una parte muy diferente a tu ser vendedor. Una cosa que consumimos una taza de café, a lo mejor no puedes saber cuál, pero resulta ser que el café tiene su proceso. Hay varios tipos de calidades, hay varios tipos de tos de tueste, que hay varios tipos de de de sabores que ahí está pues café soluble está el café. Ya eso se estaba derivando un mundo mucho más amplio. Y el café se ha ido convirtiendo en como pues catar el vino y se ha convertido pues ya también en incautaciones de café donde vas viendo el lo que es, lo que es la prueba como tal, los sabores, los en las intensidades de la acidez, del dulzor del cuerpo, del sabor y ya todo eso tienes que irlo sabiendo, porque tienes que vender el café.

 

René Mendizábal: Entonces fuiste aprendiendo todo este aspecto técnico, histórico, científico del café y ya estaba lo que él, el alma del grano. Y en ese sentido tienes una ventaja y una desventaja también, porque uno como venezolano viene acostumbrado a un país que entras a cualquier panadería y como la cosa más normal del mundo, te tomas un café expreso que sale de una máquina estilo europeo donde sin saberlo, te estás tomando un capuchino o un latte o un cortado. Y uno no tiene ni idea. Pero a eso es lo que nos acostumbraron en Venezuela. Uno tiene un paladar un poquito más exigente que en otras partes del mundo en cuanto a café, pero no necesariamente lo sabe expresar. Y a mí, viviendo Norteamérica me costó mucho aprender a ordenar el café, a pedir a saber dónde comprarlo, porque uno estaba como como protegido de alguna manera de tener que saber sobre de dónde sale y cómo se hace el café que uno se toma. Pero bueno, hasta entonces aprendiendo todo esto y pasó algo que nos parece central para esta temporada que estamos grabando en los trabajos y los días sobre auto empleo y es un tema que nos preocupa allí porque entendemos que con la pandemia de Corona biro muchísimo. Millones de personas a lo largo del mundo han perdido sus empleos formales y se están convirtiendo o se van a convertir en autoempleo. Eso es algo que le está pasando a mucha gente de manera forzosa, pero tú y tu esposo lo están haciendo de manera voluntaria porque iniciaron su propio negocio de café justamente en mayo de 2020, arrancando la pandemia, arrancando la cuarentena. Ustedes deciden lanzarse y abrir su propio negocio de café que se llama All. Entonces, por qué nace áAl? Y porque en esta época.

 

HG: Bueno, es tremenda se cafia al nacer de un proyecto que se había hecho desde hace un año atrás. Como tal, pues de café. Café dejales. Un expendio de café. Somos torre factores, no de café. Y eso nace como el proyecto de entrar con ese concepto en Cancún, único en el mercado de aquí. Existen otros, otros tostadores, pero son tostadores un poco más pequeños de ser nosotros. Y el proyecto es ser el primero. Expendio de café quién en Cancún y bueno, ya surtir todo Quintana Roo con esa necesidad de culturizar también la gente de Cancún, lo que es la toma del café, como tú bien dijiste, estamos acostumbrados al café, pero Cancún como tal no tiene una cultura de tomar café. Toman café. Pero qué te digo? O sea, frapuccino, porque las grandes marcas comerciales han instituido fue de lo que es la cons. El consumo de café sencillo, pero en realidad no saben tomar café. Y también pues dar ese dar a conocer lo que es la torre faccion y lo que es saber tomarse una buena taza de café con café fresco. No, que tampoco lo sabemos nosotros. Cómo se tomó café para nosotros? Pues. O el soluble que es muy común aquí en esta zona. La gente está acostumbrada a tomar soluble y nace esa necesidad de querer hacer es proyecto. Y qué haces tú, René, cuando te despiertas? Ese es el concepto de All ale maya, es el de despertar y entonces de ahí nace esa idea de qué va a hacer cuando te levantas, tomarte un café. Ése es el nuestro, nuestro eslogan también nuestro marketing también para lograr posicionar el el producto dentro del mercado, no?

 

RLM: Entonces te tomas un café en la mañana. Eso es lo que quiere decir la palabra. Y ustedes se han comprometido en ser no solamente gente que viene a café o gente que está tomando café, sino que quieren ser embajadores de la cultura del café. Porque en esta época.

 

HG: En esta época cedió René porque salimos ambos de la empresa donde trabajábamos. La que te comenté anteriormente nos liquidaron. Ya se tenía el tostador comprado. Y ya, pues había un momento en que se tomó mi esposo dos semanas de vacaciones y ya sabe, tenemos que activarnos, no tenemos que producir los dos, eh? Vamos a ir buscando local. Vamos a ir buscando los proveedores que nos pueden dar castre aquí en México. O sea, ya ir organizando toda una serie de pasos para llegar a lo que es café. Vamos a ir buscando el nombre y todo. La necesidad, la necesidad que tenemos todos necesitamos producir. No necesitamos ya, pues activar ese ese proyecto que estaba por hacerse y que nos había podido hacer, porque por motivo de ese momento en que no se pudo y la pandemia fue indudablemente son momentos que a lo mejor diríamos que son momentos difíciles, pero pues para uno siempre tengo este lema desde que ve de varias capacitaciones que recibí en mi entrenamiento de venta que siempre ponen en los momentos difíciles, donde hay las grandes oportunidades donde te pueden cerrar las puertas y te pueden decir que no es no, porque es que en este momento la situación, no por esto, no por lo otro.

 

HG: En otro lado se te pueden abrir las puertas y te pueden decir si vamos a hacerlo. Y así se ha ido dando poco a poco y se nos dio la renta e una renta donde nos dijeron entendemos la situación que estamos pasando ahorita, le vamos a dejar la renta hasta diciembre en este precio. Si me gusta lo hacemos y ya poco a poco fuimos montándolo. Te soy sincera René, somos el único local que hemos rentado, las únicas personas que rentada cuando todos los locales en Cancún están se renta, se renta. Nosotros tomamos ese local y renta y nos lanzamos, nos lanzamos al proyecto y a darle. Y se abrieron oportunidades de vender el café en verde, de vender el café tostado, de vender esto. Nuestra primer idea fue el tostado. Ya después se lo de la cafetería como algo para atraer al cliente, como tú dices de culturizar. No, no, no y puede tener ahí una venta menudeo circulante, pero el fuerte de nosotros es el proveedor de café. Nuestra meta es Horeca.

 

RLM: Horeca Y entonces tú me estás contando que el proyecto ya más o menos venía, los liquiden a los dos en su trabajo y dicen arrancamos en medio de la pandemia o comenzando la pandemia Naia. No era todo y estaban en medio de. Sin embargo, de mayo hasta acá. Esto lo estamos grabando en septiembre.

 

HG: Urbain.

 

RLM: Ustedes son la única gente que alquila un local en Cancún. O sea que sería completamente

 

HG: Son Hola!

 

RLM: Contracorriente. Pero eso también ha facilitado un poco las cosas. Pasaron todas estas cosas. Abrieron el que áal está abierto. Cómo fue ese día?

 

HG: Bueno, nosotros abrimos en junio y empezamos todo lo que es el montaje del local. Todo apuntando el tostador e indudablemente no conocíamos a mi esposo, sabía de tostar, pero no sabíamos el funcionamiento del equipo como tal. Entonces, bueno, ahí empezamos a hacer las pruebas. Te digo que hemos trabajado nosotros dos, nada más tenemos. Es una paisana que nos está ayudando tres días a la semana que conozco, excelente persona y le empieza a boludo a adoptar. Adiós, gracias. Si no se nos quemó ningún ningún café porque lleva su su, su historia y empezamos ahí a hacer todo lo que es el montaje del local

 

RLM: Ok.

 

HG: Y empezamos a abrir como tal. René el primero de agosto. Cuando ya teníamos el tostador, teníamos la cafetera. Ya habíamos comprado la silla. Habíamos comprado las mesa. Por qué? Porque había que adecuar todo el local para que la gente pudiera entrar en vez sabiendo. Miren esta situación de Cobi no? O Pandemia si, sino que todo tu inversión te va dando poco a poco. A medida que va generando vas invirtiendo manera que va generando, vas invirtiendo y pues lo principal era empezar a tostar y empezara a ir vendiendo para ir generando, para ir acondicionando el local a cafetería y lo empezamos. Hicimos el opening en agosto con la familia y ahí empezamos a trabajar. Y bueno, nos dedicamos todo lo que no debía del café, manejamos otro conceptos diferentes, pero a la final sigue siendo lo mismo al marroncito. El espresso este siquieres, un marroncito oscuro es el doble expreso a ya eso es el oscuro. Si quieres un marroncito del maquillarlo, si quieres un latte es el café con leche nuestro. Si quieres un capuchino, un capuchino ya en un café con plumajes con más leche. Estel frat capuchino que es un concepto nuevo que se maneja mucho aquí por el tipo de clima, pues se consume más un café frío y hemos ido calando poco a poco. Hemos ido haciendo el punto. No se ha sido un trabajo de de estar allí 12 horas, 13 horas, 14 horas, cuando mi esposo tiene que tostar porque también coleto. Estamos a otras personas que venden café le tostados nosotros, porque no hay otra persona que el que les cueste.

 

RLM: Mm mm.

 

HG: Ellos nos traen el café y también le tocamos. Esa es otra área que tenemos, la tenemos. La cafetería pues café al es expendio, somos cafetería y a la vez pues nos dedicamos a todo lo que es la manufactura del café como tal.

 

RLM: Bueno, y todo eso está pasando en una época en la que salir a tomarse un café que parece la cosa más normal del mundo, pues ya no es tan normal. Ya no lo haces tanto, te tienes que cuidar un poco más. Y cuando lo haces, entonces estás esperando que el café que te vas a tomar sea significativo, porque no lo vas a hacer todos los días, ni lo vas a hacer tres veces al día. Y en eso viene algo que veníamos conversando tú y yo más temprano el tema de la atención al cliente, de la de la forma de entenderse con el cliente. Cómo ha sido para ti? Distinto, mejor o peor? Manejarte con clientes o lo que es la cultura de servicio al cliente que en un país diferente para ti?

 

HG: Trabajar con clientes, aunque no es nada fácil, no? Pero si tienes las herramientas de venta. Si ya me he acostumbrado la idiosincrasia del mexicano ya se me ha hecho más sencillo. Yo soy una persona de las que converso mucho, hablo mucho como el área de ventas y pues me he dado cuenta de que en el mercado mexicano tienes que hablar directo. O sea, me he acostumbrado a hablar directo y eh, la cultura del servicio es directamente es el producto que es café al que es esto, señor? Somos un expendio, etc. Parece una máquina de tortillas. No señor, es un tostador. Y ahí empiezas a hacer la explicación y también tienes cafeterías y tenemos café, tenemos el café en kilo, café medio kilo. Hay que hacer una labor de venta, una labor de promoción de tu producto. Y bueno, ahí va culturizar a la gente, no? Y esto es lo que ayuda, que tú vayas poco a poco, vayas educando al cliente y también vayas conociendo al cliente. También estoy metida en grupo en Facebook, donde hay gente que sí me conoce. Voy conociendo cierta necesidad del mercado. Hay mucha necesidad del mercado y hay muchas cosas que explotar aquí que que hay que ir. Y me he dado. Me ha dado la oportunidad, la cafetería y el café, al de ir conociendo todas esas necesidades de la gente que se han ido como perdiendo, porque hay personas que han iniciado proyectos y después los han dejado y han dejado la gente sin esa necesidad que quieren, no?

 

RLM: Eso toca otro punto que me parece muy, muy interesante. Ustedes son un negocio de una pareja, marido y mujer que están arrancando en un momento que todo es diferente en el mundo, como estudian el mercado, cómo evalúan el mercado. Ciertamente no tienen las herramientas de una empresa de muchos millones de dólares y además tienen un mercado que está cambiando a diario como analizan o algo así.

 

HG: Bueno, nosotros empezamos con una página online y allí la la hicimos, no? Y la cafetería nos ha dado la. La idea que estamos agarrando un mercado de personas conocedoras de café que son personas entre los 50 años en adelante. 45 años. Y nuestro público mayormente es hombre. El hombre, el que sabe de café y el hombre es el que toma más café. Es al cual se le puede llegar mucho más fácil. Eso es en el área que te hablo de detalles.

 

RLM: M?

 

HG: Cuando hablamos ya en el erario, ya de proveedores, cuando hablamos de hoteles, restaurantes y cafetería y ahí nos estamos hablando directamente con el dueño, ya el dueño sabe de café. Bueno, dice saberlo porque no todo el mundo sabe. Indudablemente que si.

 

RLM: Pero más o menos sabe lo que quiere comprar.

 

HG: Sabe lo que quiere comprar, pero indudablemente no sabe, no saben porque es que el el café. Tienes que ser muy buen catador de café para tu saber. En realidad distinguir una robusta que es un arabica, que es un que es un caracolillo. O sea, eso es. Es un mundo muy infinito. El el café como tal no es solamente bueno, sea mi esposo que ya tiene años trabajando. Él es originario de Chiapa, que es una de las olas caficultores más grande de aquí de México. Te logra saber, pero indudablemente que todavía no la gente utiliza ese saber de café, pero en realidad no. No saben de café y eso hay que ir evangelizando, como dicen hoy los educandos. Y cuando nos vamos en la parte de proveedores, bueno, ellos me dicen yo quiero este café, que sea este de sabor, este dulce, que no sea tan ácido, que no sea esto, que no sea lo otro. Y en realidad, pues se están confundiendo con ácido, con dulce. Y entonces ahí donde hay que explicarle. Y señores, el café, bueno, el café y en un tueste medio de un traje oscuro, el coste medio es así, el traje oscuro es de esta manera. Y entonces allí la gente quedó así como que. Pero por qué? Porque ha habido otro tipo de marketing donde los han educado a que el café tiene que ser oscuro y entre más oscuro es más fuerte. Y es mentira el café. Entre más oscuro es, menos fuerte tienen menos cafeína. Y eso es. Pero eso se da cuenta ya uno cuando está dentro del negocio como tal, te vas dando cuenta que el café fuerte es el café medio, es el suerte medio. Y entonces este es el que conserva, no conserva su sus propiedades completas del café como tal. Si lo tomamos más va perdiendo todas sus propiedades, va quedando un sabor a chocolatada, un sabor dulce donde para el café americano excelente que es el que está muy bien posicionado, puedes tomar todo el café que tú quieras. Y eso no te va a afectar porque no tiene cafeína. Es la realidad.

 

RLM: Usted está tomando una jarra enorme de café y no te hace nada.

 

HG: No te hace nada. Ahora, si tomamos un café, tueste medio ahí, si hay un balance entre dulzor, uerpo y acidez, pero hay de todo. La ventaja que tenemos nosotros como expendio café al es que podemos adaptarnos a todos los gustos del cliente. Quiero un café orgánico. Quiero un café descafeinado. Quiero un café menos ácido. Quiero un café este regular. Quiere un café? Un cuerpo, un cuerpo dulce o quiero que me lo muelas expreso o quiero que me lo muelas. Turco es otra moda también el café turco looser. Claro, te vas metiendo en ese mundo del expendio de la cafetería y resulta ser que la gente le gusta café turco. Lo quiero expresso, lo quiero este off quiero café de olla que es el café guarapo de nosotros, claro, ya ese parte de guarapo uno no le dicen a quien le dicen qué calcetin. Ajá, café de calcetin

 

RLM: Qué?

 

HG: 112 de agua de calcetín. Le dicen que de agua de calcetín no? Y entonce ay! Pues la ventaja que tenemos nosotros es que nos podemos adaptar al cliente en el tueste, en el molido, osea en la región que quieran. Si llega región de Veracruz, la región de Chiapas. O sea, todo lo que quiera. No podemos, no podemos adaptar. Y hoy en día, pues nuevos conceptos que se están dando tan bien que nunca se había manejado que el café frío también. Esa es otra tendencia que se está manejando ahorita.

 

RLM: Y de dónde viene el café con el que ustedes están rong?

 

HG: Nosotros trabajamos con un café de Veracruz y trabajamos con Café de Chiapas

 

RLM: Se hace por centro de México.

 

HG: 100 por ciento México. Eso sí, no estamos bien. No estamos cerrados a en un futuro trabajar con mi café venezolano o trabajar con café de Costa Rica, o con café de Brasil, con café de Guatemala o ser. Podemos trabajar con cualquier otro café. Pero ahorita, ahorita. O sea, nosotros estamos trabajando con el café 100 por ciento mexicano. Por qué? R.N Porque se ha perdido y Cancún tiene mucha tras culturización y se vende mucho el concepto del café Italian Café italiano. No existe. O sea, Italia produce maquina.

 

RLM: Café no viene a Europa.

 

HG: No viene de Europa. Entonces tenemos también esa gente. O sea, de ese arraigo del mexicano, que quieren un producto 100 por ciento mexicano y que no podamos adaptar, que el cliente diga oye, hay un café con tales y tales características que lo hacemos.

 

RLM: Ok, perfecto. Y.

 

HG: Y ese nivel de pareja que me dijiste?

 

RLM: N?

 

HG: Bueno, ahí estamos trabajándolo. O sea, estamos de la mano, tenemos nuestros altos y nuestros bajos. Es normal, pero vamos hacia hacia adelante. Que quejase hacia el proyecto de de ambos. No, fácil no es fácil. Hay momentos en que si no desesperamos, hay momentos en que en que nos entra una crisis. Pero hemos aprendido a ir delegando cada uno su función. Y eso nos ha hecho ir, ir avanzando e ir avanzando y creciendo.

 

RLM: Eso es un tema muy importante, porque ustedes entonces son los dos una sola empleada a tiempo parcial. Tienen la liquidación de los dos metida ahí, o sea que ahí están los ahorros de ambos invertido. De ahí tiene que salir el salario de ambos. Están trabajando 14 horas diarias en el negocio, como le hacen frente a esas, desafia.

 

HG: Bueno, a esos desafíos le hacemos frente con la constancia. Pero nosotros empezamos el lunes. Nos levantamos temprano a las 8 de la mañana. Vamos ya. Y empezamos el martes a las 8. El miércoles 8 y media era el jueves 9 9. La mano al ya llamado como más cansadito, no? Pero seguimos dando. Y sigue. De verdad es gratificante. Lo importante es que hacemos esa comparativa. Si estuviéramos trabajando en una empresa estuviéramos haciendo lo mismo y no estuvieran explotando aquí, pues estamos haciéndolo. Estamos trabajando las horas que nos estamos trabajando, pero en nuestro eh, hay momentos que si, pues el dinero, como tú dices, el salario está en diseño, porque a veces a la larga se está yendo en inversión, en inversión, en inversión y ahorita pues ya, ya más adelante ya estamos estructurando el sueldo y ya el sueldo ya lo estamos dividiendo poco a poco y ya estamos agarrando ya nosotros nuestra propia ganancia, porque en el momento es pura inversión e inversión, inversión, inversión, inversión, inversión. Por qué? Porque lo va pidiendo el mercado, nos vamos adaptando al mercado, entonces ahí vamos otra vez, invirtiendo, invirtiendo y todavía hay que seguir invirtiendo, pero ya poco a poco, no poco a poco, poco a poco. Y tenemos lo básico. Tenemos un concepto bastante bien. Nos ajustamos a la medida de la pandemia. Tenemos un lugar abierto, un lugar donde la gente se siente bien. La gente se puede sentar, se puede sentirse segura. Y esa es la ventaja que también tenemos como como local que tenemos, que tenemos un local abierto para que la gente se pueda sentir bien o porque está consciente, porque los locales cerrados tienen un tema y pues no tapamos, adaptando también a las medidas sanitarias que hay aquí en la zona.

 

RLM: Ay, de cuántos años tienes tú? En total, trabajando en venta.

 

HG: Uado o sea legalmente del 1997, pero desde el 97 y pero ya desde antes tenían un papá farmacia y desde los 12 13 años.

 

RLM: Ok. Toda la vida, toda la vida trabajando en ventas. Imagínate que una persona te está escuchando, está pasando todo esto que está pasando. Le va a tocar entonces convertirse en autoempleo y posiblemente en ventas o como autoempleo. Tú eres la persona que se encarga de las ventas. Tú si no cierras la venta, no comes. Qué te gustaría decirles a personas?

 

HG: Que no desfallezca, que sigan, siempre hay una oportunidad. Que se preparen. Lo importante es tener herramientas, herramientas, prepararse en el área que quieran desenvolverse y danesa auriga, perderle miedo a hablar, porque a veces sí sabemos que tenemos miedo a hablar de un producto que no conocemos. Pero una vez que tu quieras vender lo que a ti te guste, eso se va a dar solo se va a dar solo y que tú creas en lo que tú estás vendiendo. Eso es ese proyecto que tú creas en tu proyecto y eso se va y se va a ir dando solo, solo, solo, solo. Y la misma gente que que tú le vas a ir vendiendo te va también a enseñar. Esto, indudablemente te van a ir enseñando, se va a ver un feedback que la gente te va a ir. Vas a ir retro, alimentándote y que lo que te vayas retroalimentando el cliente de esos son también otras herramientas que te van a ir nutriendo como vendedor y perderle el miedo, porque hay gente que de verdad no le gusta vender y hay gente que de plano no le da miedo. Pero no hay que lanzarse, que perder el miedo, hay que perderle. El miedo a cobrar no vale, no se cobrar. Cubre este vendadas, dígala característica. Y hoy en día tenemos tantas herramientas renes. O sea, tenemos capacitaciones en Google, tenemos capacitaciones en YouTube, streak cantidad de herramientas que hoy en día para que podamos ser nuestro propio producto para poder venderle a los demás.

///

 ACERCA DE LOS TRABAJOS Y LOS DÍAS:

LOS TRABAJOS Y LOS DÍAS es el podcast que conecta a los venezolanos globales. Todas las semanas conversamos con venezolanos que viven fuera de Venezuela, para que nos cuenten sus historias migratorias (sus procesos de adaptación, sus experiencias laborales y sus consejos para los próximos migrantes). Cada entrevista que hacemos es en una ciudad diferente del mundo. 

Nos puedes encontrar todos los martes (o jueves) en www.lostrabajosylosdias.com y las principales aplicaciones de podcast, a partir de las 7:00 a.m. (Toronto).

RSS Feed: https://feeds.transistor.fm/los-trabajos-y-los-dias

DATOS DE GRABACIÓN

Audio: MP3/Mono/44100Hz/128kbps 

Consola: Zoom LiveTrack L-8 

Micrófono: / Shure SM7B.

DAW: Adobe Audition

Música: 

Lee Rosevere: 

“Music for Podcasts 1, 3 y 4” 

Chris Hauge: 

“Front Porch Blues” 

“Bleeker Street Blues” 

John Deley: “Beer Belly Blues” 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.